dsc_1875

El día ha comenzado demasiado pronto y, aun así, a mi reloj le han faltado minutos. Ha sido una jornada demasiado larga, sí yo también tengo días que parecen eternos y que desearía que acabaran antes de dar las doce campanadas.

Desoyendo las palabras  del gran maestro Sabina cuando decía aquello de “al lugar donde has sido feliz no debieras tratar de volver” en sus  Peces de Ciudad. Hay veces que me volver a sumergirme en páginas ya leídas, mecerme en melodías que tantas alegrías o paz me producían, y como no volver a emocionarme e ilusionarme con aquellos textos que me transmitían tanto, este es uno de ellos:

La base de todo es pensar que hoy es el día que morirás. Eso da sentido a la vida. No hay más.

Y cuando al día siguiente despiertes, tendrás la mayor de las alegrías al darte cuenta que te han regalado veinticuatro horas más.

Pero recuerda que cada día lo has de vivir a tu manera. ¿De qué sirve vivir con sus reglas? Con las normas de los que desean que pienses que vivirás mil años más para que no te centres.

No, no viviremos mil años, viviremos un día. Y luego otro y otro más,… Si piensas así, conseguirás que no te atrapen con sus trucos para que hipoteques tu vida.

Piénsalo bien, si solo te quedara un día, ¿trabajarías ese día?, ¿pagarías tus facturas?, ¿te interesarían las noticias?

¿O, en cambio, intentarías enamorarte? ¿Jugar? ¿Reír? ¿Amar? ¿ Gritar? ¿Cantar? ¿Qué harías?

¿Lo comprendes? No tienes que hacer nada que no desees. No te obligues a nada que no necesites. Tan solo vive el segundo, disfruta el minuto.

Y sobretodo, olvida las obligaciones: son un círculo vicioso. Si entras en su rueda, siempre habrá obligaciones. Siempre.

Y si vives con sus normas, tu ciudad te impedirá ver tu alma. Esos edificios altos fueron puestos allí para no dejar de ver nada más excepto otros edificios gigantescos.

Y recuerda que cuando expliques esta teoría, todo el mundo te dirá:

Si todos lo hiciéramos, si todos fuéramos libres de elegir, de obligaciones, de deseos,… ¿Qué sería de este mundo?

Tú solo respóndeles: y haciendo todo lo que debemos hacer… ¿Qué es este mundo?

El problema no es que solo utilicemos el diez por ciento de nuestro cerebro, sino que no utilicemos ni el dos por ciento de las emociones de nuestro corazón.”

Albert Espinosa

Me despido, no sin antes dejaros un nuevo look. Sed felices y que paséis un fin de semana maravilloso.

dsc_1828

dsc_1868

dsc_1869

[ abrigo: mango ; camiseta: levis ; pantalón: mango; bolso:monadas (martina K) ; zapatos: mango]

Con amor,

A.

Anuncios

8 thoughts on “Días a cuadros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s